Entrada destacada

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Cuando no somos capaces de ser felices con nosotros mismos y sentimos que la soledad nos embarga, buscamos rápidamente a alguien con quien ...

El LIDER

En el ámbito laboral podemos detectar de forma rápida, dos tipos de jefes, el líder positivo y el líder negativo. El líder positivo escucha, es alentador, resolutivo, empático....el líder negativo, intimida, es egocéntric conectado, tiene mal genio, culpabilizador, entre otras cosas. La diferencia radica principalmente en que los mejores jefes, son personas seguras, empáticas y conectadas. Son personas que hacen sentir tranquilos al personal, valorados, inspirados. Cuando el trabajador se siente seguro se centra más en lo que está haciendo, consigue sus objetivos y no considera los obstáculos como amenazas, sino como retos. pero cuando se siente ansioso, se preocupa demasiado por el fracaso, y teme ser rechazado o despedido. Las personas que sienten que sus jefes les da seguridad se sienten mas libres para explorar, se divierten más, asumen más riesgos, introducen cambios y están más dispuestas a enfrentarse a nuevos retos. Cuando estos jefes se ven obligados a proporcionar un feedback negativo, los empleados lo reciben con mayor tranquilidad, más abiertos. Por otra parte debemos tener en cuenta que cuanto más resilentes (capacidad de adaptación) mas motivados o buenos (capacidad resolutiva) sean los miembros de un equipo de trabajo, mejores son los resultados obtenidos, aunque el jefe/líder esté muy desconectado y sea muy exigente. Cuantas mas fuentes de apoyo emocional tengamos en nuestro entorno laboral, mejor nos encontraremos en él.

El líder inteligente.

El líder socialmente inteligente es aquel que a pesar de las circunstancias del entorno permanece conectado y presente. Es decir, se implica en la problemática de los empleados intentando buscar alternativas para solventarla. La empatía es fundamental para poder llevar a cabo un programa de trabajo adecuado, al tiempo que la escucha, negociación y respeto. Con ello conseguimos que los empleados permanezcan motivados y sean participes de los logros empresariales/laborales.