Entrada destacada

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Cuando no somos capaces de ser felices con nosotros mismos y sentimos que la soledad nos embarga, buscamos rápidamente a alguien con quien ...

martes, 8 de diciembre de 2015

CULPA O RESPONSABILIDAD

Culpabilizar a alguien de los errores cometidos, nos hace ser vulnerables a la soberbia, arrogancia... creando victimas y victimarios; "pobre de mi, la culpa es del otro". Las personas, no somos culpables de las conductas de otros, sobre todo porque el error cometido se realiza de forma voluntaria por la persona que lo lleva a cabo. El culpabilizar a otros de nuestro error, denota en la persona una falta total de asunción de responsabilidad, de conciencia moral. Los demás son los culpables, no yo, aún sabiendo que el error o la conducta inadecuada ha sido mía con lo que dicha conducta, no se modificará en el tiempo. Creamos víctimas de nuestra conducta y/o actitud, haciendo que las otras persona/s se sientan mal por la situación, preguntándose que han hecho para que se diera. Somos víctimas frente a los otros y victimarios porque culpabilizamos (el arma de cualquier persona manipuladora) a los otros y no nos responsabilizamos de los errores cometidos. Seguiremos actuando creyendo que son los demás los que tienen que solucionar los errores y no, nosotros.  Este tipo de actitud nos llevará a quedarnos anclados y no evolucionar. Tomar las riendas de nuestras vidas es responsabilizarnos de aquellos errores cometidos, pedir disculpa, intentar buscar soluciones en definitiva, ocuparnos del problema, es lo que hace que nuestra vida evolucione.

La Responsabilidad,

 nos permite reflexionar y valorar las consecuencias de los actos realizados y con ello, tomar decisiones que nos lleven al cambio. Cuando somos responsables de nuestros actos, asumimos que nosotros somos los maestros de nuestra vida, somos los que vamos marcando nuestro camino y nuestras actitudes. Ser responsable significa que asumimos las consecuencias de aquello que hacemos y no buscamos los aplausos de otros para saber, que lo que hemos hecho es correcto. El apoyo externo es importante cuando ya hemos decidido aquello que vamos hacer pero no imprescindible para acometerlo, La sinceridad, la falta de miedo, la expresión de las emociones es lo que hará que nuestra vida evolucione de forma adecuada, porque son estos valores los que hacen, entre otros, que asumamos la responsabilidad de nuestros actos.


 "SI  ACTÚAS EN CONCIENCIA OBTENDRÁS EL PREMIO DESEADO"