Entrada destacada

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Cuando no somos capaces de ser felices con nosotros mismos y sentimos que la soledad nos embarga, buscamos rápidamente a alguien con quien ...

jueves, 2 de febrero de 2017

DESEABILIDAD SOCIAL

DESEABILIDAD SOCIAL. Qué es?

Dispone al individuo a responder a las demandas sociales conforme están establecidas y a la búsqueda de aprobación por parte de otros que son de su interés. Esto es, predispone al individuo a seguir las normas sociales en las búsqueda de relaciones sociales armoniosas, que promuevan la autoestima y un sentido de competencia (ser competentes ante los otros) o por otra parte, la búsqueda de poder donde nos esforzamos por demostrar que somos asertivos, carismáticos, dominantes, con autoridad.

La deseabilidad social

La deseabilidad social, como otros tantos constructos psicológicos, se relacionan con la autoestima y la autosuficiencia. Entendemos con ello que una persona que realmente, tienen un concepto de si mismo, de ser un ser valioso, que puede aportar y aporta a otras vidas y a la suya propia para evolucionar, que existe satisfacción en como está caminando su existencia, que hace frente a las adversidades con soltura y firmeza, no caerá en las manos de la infame "deseabilidad social"

Cómo crece la deseabilidad social


La deseabilidad social, crea seres dependientes de otros seres, personas inseguras que para actuar y sentirse cómodas lo harán de la forma que está socialmente establecida o como lo establezca su grupo de referencia, aún en detrimento de los propios intereses. En ocasiones mentimos sobre lo que pensamos, creemos sobre nuestros propios interes, siempre en pos de un bien común y cuando, esta forma de actuar no nos lleva a los resultados que queremos, que es la valoración positiva por parte de los otros, la respuesta mas común es, "yo actué así porque pensé que era lo que tu querías, lo hice por tí...." realmente es triste comprobar como este tipo de actitudes nos llevan mas a enfermar que a curar, por ello es tan importante que primero pensemos como podemos hacer las cosas de tal forma que sean beneficiosas para mi y en segundo lugar para los otros.

Tener un autoconcepto positivo no pasa por cumplir a raja tabla mis deseos, pasa por saber que es aquello que quiero y buscar las formas adecuadas para alcanzarlo, sin que para ello se desmorone mi yo y se engrandezca el ego de los otros.