Entrada destacada

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Cuando no somos capaces de ser felices con nosotros mismos y sentimos que la soledad nos embarga, buscamos rápidamente a alguien con quien ...

domingo, 11 de agosto de 2013

CUIDANDO AL CUIDADOR: SINDROME DEL CUIDADOR.

Añadir leyenda
Elndrome del Cuidador es un trastorno que se presenta en personas que desempeñan el rol de cuidador principal de una persona dependiente. Se caracteriza por el agotamiento físico y psíquico. La persona tiene que afrontar de repente una situación nueva para la que no está preparada y que consume todo su tiempo y energía. Se considera producido por el estrés continuado (no por una situación puntual)  y que puede agotar las reservas físicas y mentales del cuidador.

 PERFIL DEL CUIDADOR DE UNA PERSONA DEPENDIENTE

Mujer de edad media que:

  •  Es familiar directo del afectado (pareja, madre, padre, hijo, hija…),
  •  muy voluntariosa,
  • trata de compaginar el cuidado de su familiar con sus responsabilidades ordinarias,
  • cree que ésta será una situación llevadera y que no se prolongará demasiado tiempo y
  • espera ser ayuda por su entorno más cercano.

A medida que el tiempo transcurre, el cuidador

  • va asumiendo una gran carga física y psíquica,
  • se responsabiliza por completo de la vida del afectado (medicación, visitas médicas, cuidados, higiene, alimentación, etc.),
  • va perdiendo paulatinamente su independencia ya que el enfermo cada vez le absorbe más
  • se desatiende a sí mismo: no toma el tiempo libre necesario para su ocio, abandona sus aficiones, no sale con sus amistades, etc. y acaba paralizando, durante largos años, su proyecto vital.
  • Y es que “el tiempo no lo cura todo”… Conforme pasa el tiempo, la calidad d vida del afectado va mejorando considerablemente, mientras que la del cuidador va decayendo. 

Los principales síntomas de alarma que nos deben hacer sospechar la existencia del Síndrome del Cuidador son:


  1. Agotamiento físico y mental
  2. Labilidad emocional: cambios de humor repentinos
  3. Depresión y Ansiedad
  4. Conductas de consumo abusivas: tabaco, alcohol
  5. Trastorno del sueño
  6. Alteraciones del apetito y del peso
  7. Aislamiento social
  8. Dificultades cognitivas: problemas de memoria, atención. 

  Cambios a corto y largo plazo

  • Cambios en las relaciones familiares (nuevas tareas, conflictos,…)
  • Cambios en el trabajo y en la situación económica (absentismo, abandono, aumento de gastos,…)
  • Cambios en el tiempo libre (disminución del tiempo dedicado al ocio, a la familia, a los amigos, en definitiva, a nosotros mismos)
  • Cambios en la salud (cansancio, trastornos del sueño, …)
  • Cambios en el estado de animo (culpabilidad, preocupación, tristeza, ansiedad,…)


    CONSEJOS PARA EL CUIDADOR DE FORMA QUE EVITE EL SINDROME DEL CUIDADOR


  1. Informarse muy bien sobre los cuidados que precisa la persona a la que va a cuidar, para ello puede consultar con su médico. 
  2. Descanse cada día lo suficiente. 
  3. Evite automedicarse.
  4. Vaya a su médico siempre que se encuentre mal, no lo deje para más adelante y no ponga excusas para no ir. Realice los seguimientos que sean necesarios si padece alguna enfermedad (hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia, etc.). 
  5. Procure mantener sus amistades y acudir a reuniones sociales y actividades que le permitan seguir ampliando sus redes sociales. 
  6. Siga realizando algunas de las actividades y hobbies que siempre le han gustado (ir al cine, pasear, hacer ejercicio, ir a la piscina, hacer punto, hacer crucigramas,…). 
  7. No se sienta culpable por reírse o pasarlo bien, si usted es feliz le será más fácil sobrellevar la situación. 
  8. Cuide su aspecto físico, esto mejorará su bienestar psicológico. 
  9. Ha de tener un tiempo a la semana para usted mismo, de forma que debe buscar ayuda de un familiar, un amigo, o un asistente que cuide del enfermo durante ese tiempo que le pertenece. También es importante tener unos días de vacaciones al año, después de lo cuál verá las cosas de forma diferentes.
  10. Problemas laborales.