Entrada destacada

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Cuando no somos capaces de ser felices con nosotros mismos y sentimos que la soledad nos embarga, buscamos rápidamente a alguien con quien ...

viernes, 11 de octubre de 2013

Imagen. Qué mostramos a los demás.


Cuando nos presentamos ante los demás, siempre intentamos dar lo mejor de nosotros. Pretendemos que las otras personas nos vean de la forma que socialmente es mas exitosa sin tener en cuenta, si realmente se asemeja a lo que nosotros somos. La imagen que queremos que los demás retengan en su retina, tiene que ver mucho con lo que culturalmente es aceptado y que además tiene un valor de éxito.

Qué tiene que ver la imagen que proyectamos, con lo que realmente somos.

El valor añadido de nuestra imagen, no es sólo la indumentaria, es la voz, la modulación, el vocabulario, los gestos...todo ello, hace que nuestra imagen sea creíble o no. El valor añadido de una persona, es la coherencia que muestra ante lo que presenta y lo que verdaderamente es. Cuidar nuestra imagen es importante, no sólo para mostrarla en sociedad sino también para exponerla ante nuestro círculo más íntimo, familiares, amigos. Es lo que nos va a permitir que nuestra autoestima se mantenga equilibrada. La imagen personal es nuestra tarjeta de presentación, es lo primero que queda en la retina de quien nos ve, lo segundo que queda impreso es lo que escuchan, lo tercero... lo que entra por el sentido del olfato es decir, el perfume. Este conjunto de cosas, es nuestro sello personal. Un sello que puede ser valorado por infinidad de personas o por ninguna pero ello, va a depender casi exclusivamente de nosotros. De como nosotros nos sintamos con nuestra forma de ser, con nosotros mismos.

El Sello.

Los cinco minutos del primer encuentro formarán las primeras impresiones que con el tiempo se reforzarán o se eliminarán. Cuando la primera impresión es positiva se tiene mucho terreno ganado, habría que comportarse de forma totalmente opuesta para variar, esa primera imagen. En cambio cuando la primera impresión es negativa, tardaremos mucho mas tiempo en eliminar esa imagen. Una imagen física cuidada, con un vocabulario correcto, con un tono y una modulación de voz adecuada nos abrirá muchas puertas. Dicha imagen deberá seguir siendo cuidada a lo largo del tiempo para que la imagen mostrada en un primer momento, sea reforzada. Y sea un valor que se incremente con el paso del tiempo. Todo ello viene firmado con nuestra seguridad en ella. Seguridad en nuestro sello personal, no hay dos personas iguales y aquello que no es nuestro, que no está integrado en nuestra personalidad. Se ve falso, superfluo.

Qué cuidar de nosotros.

Como breve resumen decir, que debemos tener en cuenta cuatro puntos importantes.
1.- La apariencia exterior (física)
2.- La voz, el tono, la modulación
3.- Los gestos
4.- La indumentaria.
Cuando alguno de estos elementos no está en concordancia es decir hay disonancia entre ellos, crea en la otra persona desconfianza  ante lo que ve. Con lo que nos observará con mayor cuidado, desmenuzando cada acto, cada palabra que emitamos.
Por ello, es sumamente importante cuidar de nosotros mismos como una parte de un todo. Nosotros tenemos un valor como persona que se incrementará en la medida que por una parte creamos en nosotros mismos y por otra seamos capaces de integrarnos en la sociedad en la que vivimos.